La instalación de porteros automáticos ha evolucionado muchísimo a lo largo de años. En un principio ni siquiera existían, había que tocar directamente a la puerta o incluso vocear desde la calle para que las personas de dentro te escucharan y te abrieran. Posteriormente se pasó al telefonillo de voz. Con este salto se ganó muchísimo en comodidad, tanto para el que iba de visita como para el que la recibía. Bastaba con pulsar un botón para que alguien al otro lado te abriera. Estos porterillos siguen existiendo hoy en día, pero poco a poco se van sustituyendo por otros más modernos, ya que la calidad del sonido no es la mejor y repercute directamente en temas de seguridad.

Dentro de los porterillos modernos puedes encontrar aquel que lleva incorporada una minicámara y que permite visualizar claramente a la persona que llama. Algunos, incluso, incorporan la posibilidad de conectarse a la televisión y te dejan ver la identidad de quien llama a la puerta sin necesidad de levantarte del sillón. Aún así, la tecnología sigue avanzando y hoy, desde Andetel, queremos descubrirte los vídeo porteros de última generación, aquellos integrados en la red de telefonía de casa, de tal manera que si alguien llama y tú no estás puedes recibir en tu móvil las imágenes de la mini cámara de la puerta y, permitir el paso o dialogar, sin necesidad de desplazarte hasta donde está el terminal.

Seguro que después de leer esto te replanteas la instalación de porteros automáticos de última generación en tu hogar. Ganarás en comodidad.