Tras la instalación de porteros automáticos, una de las medidas de seguridad más solicitadas por nuestros clientes es la instalación de un circuito cerrado de cámaras de televisión con el que controlar las entradas y salidas en un grupo de viviendas o en las instalaciones de una empresa. Sin embargo es una obligación legal advertir a todas las personas que pueden acceder a ese espacio que entran en una zona  videovigilada.

Esta advertencia puede hacerse únicamente en las entradas y accesos, no es necesario colocar un cartel junto a cada una de las cámaras. Pero este cartel debe incluir obligatoriamente una mención expresa con la identificación de los propietarios de las cámaras y la frase textual “Zona videovigilada”. La falta de advertencia a los usuarios puede ser sancionada con multas de hasta 600.000 Euros

Como es lógico esta advertencia no es necesaria para los lugares en los que únicamente se haya realizado la instalación de porteros automáticos, aunque éstos puedan estar dotados de cámaras de video.

Las cámaras de seguridad instaladas en espacios privados no podrán obtener imágenes de espacios públicos, salvo que esas imágenes resulten completamente imprescindibles para la finalidad de la vigilancia con la que se instalan.  Así mismo, si esas imágenes van a ser grabadas y conservadas, sólo podrán serlo durante un periodo máximo de 30 días, al cabo del cual será obligatorio eliminar la grabación salvo que contenga imágenes de la comisión de un delito o puedan servir para su investigación.

Desde Andetel podemos proporcionarte todos los equipos técnicos para aumentar la seguridad de tu comunidad de vecinos.